Me acabo de quedar alucinado con esto. Ha sido desarrollado por la compañía australiana Eness, y es una tecnología que permite jugar al Pong con una simple pizarra. Es un sistema que responde a entornos reales, porque el ordenador ve y reconoce las formas negras que se dibujan en la pizarra y la bola virtual se comporta según sea la inclinación de la línea. De momento no hay más detalles sobre la tecnología, que todavía es demasiado lenta por estar en sus comienzos, pero, aún así, ¿no es una pasada?

Visto en New Scientist

Hay que tener mucho dinero y mucho valor para comprar un coche de más de 100.000 euros, ponerlo a tope y estamparlo contra una farola para convertirlo en dos Ferrari de 50.000 euros cada uno. El Ferrari Módena quedó “de aquesta guisa”, como dirían los clásicos, pero los ocupantes apenas sufrieron daños.

Es curioso cómo tunean algunos su Ferrari nuevo. Y por un módico precio.

(más…)

Tiene siete años y es más valiente que Indiana Jones en la primera parte de la saga, ésa en la que tiene que lidiar con serpientes supervenenosas-que-te-cagas. Quizá sea porque el chaval es australiano, o quizá porque a esa edad un cocodrilo es un animalito inofensivo de la misma familia de los perros falderos. El caso es que el niño no dudó en saltar la valla de protección del centro de reptiles de Alice Springs (Australia) para dar de comer a Terry, un hambriento cocodrilo que le miraba con ojos de querer. (más…)