Para ser un ladrón de primera, acelera, acelera. Eso le pasó a un caco en Palma de Mallorca: aceleró tanto para huir de la policía que se cayó por la ventana y tuvo que ser rescatado por sus perseguidores. El hecho ocurrió el lunes pasado, pero se ha dado a conocer hoy: después de robar el bolso a una joven mediante el novedoso método del tirón, el ladrón de guante blanco salió por pies, aunque, un poco más tarde, los encontró colgando a muchos metros de altura.

(más…)