Cuando las ganas de tener sexo aprietan, es igual que uno esté en silla de ruedas.
Eso le ocurrió a un parapléjico norteamericano que ‘penetró’ en una tienda de Dallas
armado con un bate y un cuchillo y se llevó un botín compuesto por un montón de
preservativos y una bebida energética.

(más…)

Anuncios